martes, 30 de julio de 2013

Pasar


En las telas del recuerdo,
se envuelven desvaríos.

Pasos firmes, etéreos,
aceleran esa cierta convicción.

Sentada, en la piedra del olvido,
cual quietud fría
reafirma la tallada estatua.

Y las voces callan,
solo miran al rio
como se mueve incesante.

Orzas por la corriente
balancean los ánsares,
trasiego abarca el puente…
y yo… silente antes las voces
y el algarabío de la gente.

Impasible, invisible soy
ante ojeadas de paso.

Se interrogan, gesticulan,
se miran y caminan.

A nadie le importa si la estatua llora,
solo andan para pasar de la vida.


© Blanca

lunes, 29 de julio de 2013

Haikús para una ilusión

Todas las lunas
escalaba deseos
inalcanzables.

Funambulista,
se despertaba siempre
entre avatares.

Y malabares,
eran sus ojos grandes
cuando supieron.

Que las costuras,
de todos sus desvelos
no eran reales.


© Blanca

domingo, 28 de julio de 2013

Resurgir


Baño la cordura,
ella me embadurna en trozos de cristal
que se clavan hasta el vértice.

Se ancla en mi ombligo,
me desazona,
me inclina hasta el éxtasis de lo impecable;
me cansa,
me ata.

Como riendas de un corcel
me adiestra,
me ahoga,
me arrastra hasta la efímera perfección inexistente.

El agua me reclama;
desnuda me baño en el,
limpio máscaras impuestas
y descubro la verdad,
ella está en el agua y la sal.

Quiero ser
inocua,
loca
y viva.

Entonces sonrío.
Y renazco en la libertad de las palabras.


©Blanca

sábado, 27 de julio de 2013

Principio

Desde el principio.
Desde que la palabra existe,
yo, te encontré.

Me recreé en tu piel virgen,
besé hasta el último de los suspiros.
Juntos,
creamos un Océano
donde habitamos.

Cuando tú y yo nos miramos,
es cuando el velo del mar
se descubre
y nacen las olas.

Entonces …
La palabra escribe.

© Blanca

Existir

Existo.

No solo porque me palpo,
sino porque tú existes.

Vives tras la muralla de dos mundos.
(El tuyo, el mío.)
Asomas de vez en cuando
y alargas palabras.

Suavizas el aire cada mañana.

Yo, te respiro.

© Blanca

miércoles, 24 de julio de 2013

Café

Como cada mañana
crezco junto al humo del café.

Me estiro
y por un instante te plagio entero,
te dibujo,
abro tus palabras
y vuelvo a vocalizar
ese suspiro que me arranca llena.

Vuelo…
y vuelo hasta que el café se acaba.

Es entonces,
cuando los posos
dibujan la realidad del día.

Y calla…
el amor hirviendo.

© Blanca

Morir viviendo

Morir, no es morir.
Morir es vivir en esta vida,
nadar por caudales de fango,
volar sin alas,
tragar fermentos,
beber palabras;
después…
regurgitar silencio.

Morir, es estar viviendo
una muerte sin féretro,
profanar ideas,
acallar banderas,
ondear la nada.

Morir, es dormir en la solana
y despertar
en la incongruencia
cada mañana.

© Blanca

Una historia


Regálame una historia
relevante,
muda,
casi….cierta;
que vague por las venas,
por mi yo,
que se haga… lenta
y a cada impulso
de caminos errantes,
se unan dos mundos,
el tuyo,
el mío;
el de dos amantes
que desesperan,
que esperan.

Regálame tu cuerpo
sin historia,
deja que yo la ponga,
mientras
palpo a palpo
suavizo tu letargo,
bebiendo,
comiendo
raíces exentas del destino.

Porque amar,
amarse,
hacer el amor,
es escribir, en la historia.


©Blanca

domingo, 21 de julio de 2013

Así ...vivo

Respiro;
lo absurdo de la vida,
lo muerto,
lo vivo.

La incertidumbre de las palabras,
los verbos inacabados,
la sustancia,
la envidia,
la esencia.

El deseo y lo cruel del amor,
la hipocresía,
la intolerancia,
el deshabito.

Todo… lo respiro.

Mas luego;
exhalo lo convertido.

Y así…. Vivo.


©Blanca

viernes, 19 de julio de 2013

Tal vez...

Tal vez… cuando el tiempo pase
y el invierno llegue,
cese la lluvia salada
y corran caudales de agua fresca
que humedezca las veredas solitarias.

Tal vez… cuando el tiempo pase
y el invierno llegue,
ya no crezcan suspiros rotos
que acompañan las ramas secas,
y en ellas se posen
ensueños de blanca nieve.

Tal vez… mis dedos se ocien
dibujando núcleos indefinidos
en el cristal empañado.

Arderá la hoguera, crepitará el frio
en la extraña soledad de los rincones;
será cuando me una, al calor de la llama
con el peso de mis besos.


© Blanca

jueves, 18 de julio de 2013

Resaca

Colgada a tu boca
deseosa de tus besos,
arrullo el tiempo venidero,
más huiste para el cielo.

Allí, donde habitan todos los senderos
sin retroceso,
donde vagan las auroras
y las noches nunca se ciegan.

Yo, aquí… sentada en el quicio del silencio
a veces rezo, otras enfurezco
como la más fiera de las bestias
y en secreto grito aquellos momentos
sin retroceso.

Porque ahora, solo miras desde el cielo,
y yo… desde este infierno
sufro la resaca de tu boca.


© Blanca

miércoles, 17 de julio de 2013

A veces...

A veces…
las manos no llegan a sostener,
todo lo que amamos.

Se queda en el camino,
se cae por los lados.

Son historias de vida,
de momentos y nombres;
son trayectos de hilos tensados.

A veces…
las manos pesan
de tantos ritmos llevados,
callados.

A veces…
la vida misma es roca
y arena.

A veces…
tan solo miro al mar
y callo.

© Blanca

Soledad

Es tanta la soledad,
que el vuelo de mi falda
llena todos los rincones.

Me horada
y me hace toda círculos pequeños,
grandes
medianos
cerrados
y circunscritos dentro de mí.

A veces asoma el corazón
pulsando suave.

Cruza un mirlo,
me deja una canción muda.

Otras,
solo el roce de sus plumas.

Cuando respiro,
trago al mismo tiempo
Intervalos de tu ausencia
y se hacen más círculos,
que me van comiendo entera
hasta quedarme en nada.

Aun así, respiro,
porque la NADA también existe.


© Blanca

martes, 16 de julio de 2013

Viaje

Viaje


Surcas el mar de mi espalda
en proa de un tiempo indefinido;
un vaivén mueve volcanes marinos
aumentando tus sentidos.

No quiero luces de faro
que orienten tu desvarió
y ancle en otro destino.

Aborda ese viaje conocido
por la espalda hasta mi pelo.

Te enredarás en él y cantaré para ti
sin mitos de sirenas.

Solo la sal de las mareas
secará nuestros besos mojados,
empapará el sudor en brillo de cristales
y en ese instante, se eclipsará
ese amago de locura,
donde el velero sin luces de ningún faro,
llegó hasta la cima en perpetuo deseo,
guardándolo en el mar
que llevaba un velero.


© Blanca

lunes, 15 de julio de 2013

Ineludible

Ineludible


Me haces falta…
amo estar contigo.

Tu voz rasga el silencio
e inunda toda mi estancia;
me aferro a ti, aun sabiendo
de tu ilusoria presencia.

Escucho la música de tus dedos
y un orfeón de bellas casualidades
hace que bailemos
y solo… sabemos de pasos
al compás de errantes vuelos,
donde todo es pasajero,
donde las horas suenan días
y los días eterno desconsuelo.

Ven, abrígame ahora
que ciega te veo,
quédame tu aroma
en la ausencia de tu cuerpo,
imprégname de rimas,
toca mi cara,
siente mi corazón
que se impulsa fuerte
a tu destino;
donde hay amores que duelen,
otros matan la vida.


© Blanca

domingo, 14 de julio de 2013

Haikús para un beso no dado

Haikús para un beso no dado:

Cuentan mis ojos
la desazón de un beso
que nos negamos.


Mientras mi alma,
esfera de lamentos
grita tu nombre.


Más el sonido
solo llega a tu sombra
oliendo a tiempo.


Y la esperanza,
presa ya de dos cuerpos
muere en silencio.


© Blanca

sábado, 13 de julio de 2013

.....

A veces…  muchas veces…
cierro los ojos
y sueño entre los barrotes
de tu ausencia.

En ese espacio vuelo;
soy un pájaro.

Se expande todo,
las alas,
las plumas
y  el tiempo.

© Blanca

viernes, 12 de julio de 2013

.....


Cuando me desnudas
evaporas todas mis dudas;
las que son,
las que se van
y las que no quedan.
Me desvistes de lo negativo
y floto en ese punto
que eriza mi pelo.
Tus palabras –Diamantes puros-
dejan en mis poros,
semillas de cristal pulido donde me miro.

Tú, que te abandonas
a todas mis incógnitas
y conviertes las mentiras
en tela virgen,
invariable entre mis muslos.

Tú, que me das tanto
y me quitas todo,
y sigo sujeta a tu ironía alegre,
que combatimos en duelo
muriendo en el ruedo del pensamiento.

Tú, y tus dedos avanzando por mi piel,
traen a mí, todas las historias
que desconozco.

Tú, me dibujas,
me defines,
me escribes,
me liberas,
me impulsas.

Cuando estás aquí,
tú, me elevas.


©Blanca

jueves, 11 de julio de 2013

.....

El aire llenó con sus mentiras,
todos los espacios
que la piel guardaba
para las verdades.

Ella,
ahondó,
arrastró,
se arañó para limpiarse.

Pero los posos de ciertas palabras
anidaron.

Y en la noche,
le crecían lunas negras
que no respiraban.

En su ahogo, convulsionaba
frente al día;
esperando desahogarse
aunque fuera de mentira.

© Blanca

.....

Saberme tuya;
es estremecer al silencio,
cerrar los ojos,
saber de ciegos,
de libertades,
de notas
deslizándose por tu boca,
mientras te posas y haces girar
el espacio en tus manos,
retrocediendo,
rememorando ciertos anhelos.

Saberme tuya;
es seguir,
el transcurso del deseo
apasionado a la deriva de tus dedos,
apostando en las líneas de mi piel.

Saberme tuya;
es saber
que todos los suspiros,
sucumben en un punto
preparado, a la verticalidad de tu deseo,
dejando salir
ese hálito evaporado
que se clava en mi mirada.

Saberme tuya;
y…. me sé.


©Blanca

.....

Tócame, desde donde comienza
el vértigo de la pasión,
hasta el fondo donde albergan
cuerdas de insomnio.

Sedúceme como hacen los dedos al saber la música.

Tómame entre tus manos lascivas
y haz de mí, locura de gemidos
cuando sedienta de mieles, unte la dulzura en ti.

©Blanca

miércoles, 10 de julio de 2013

.....

Tú,
ley de mi gravedad;
me sostienes,
me exploras,
dejando todas mis aristas
al influjo perfecto de tus dedos.
Donde después de tu vuelo,
me enredas
como tela de araña
al placer.

Me invades.
Te mezclas en ese vaivén
de mariposas agitando las alas.
Y reposas extasiado
en el jugo de las palabras.

Serena, diáfana
y desnuda,
soy néctar.

Tú,
me libas.


©Blanca

.....

Desnudar.
Desnudarse a tu piel, con la fuerza de un león.

Deshojar.
Deshojarte verso a beso, todos los poros cerrados.

Arrancar.
Arrancarte y quedarme todas las cuerdas de voz.

Escuchar.
Escucharte, ciega sorda y muda.

Haber.
Haberme mío.


©Blanca

.....

Hay mariposas por la mañana
que vuelven a parirse en el estómago;
revolotean y recorren digestiones,
esas que atoran la deglución de las palabras
cuales quedan para otra vez.

A veces cuando llega la noche se duermen,
otras transitan en los sueños
como el aire que respiro.

Y… así, día a día mueren y nacen.

Siempre estoy envuelta en seda.

©Blanca

.....

Me sale tu nombre por la piel;
respira
y se vuelve a guardar en las entrañas,
para parirse de nuevo
en los verbos:
impulsados,
ciegos
cuando pronuncia mi boca.

Inevitable no vocalizarte,
ni ejercer ese poder
que tiene la palabra.

© Blanca

.....

Regrésame a tu exilio.
Aquel que complementa todas las horas.
Las que son,
las que estarán
y las que fueron.

Donde las sombras existieron
y las luces aprendieron, a cada deseo.

Albérgate en mí
y cuando el tiempo se vuelva a romper;
sucumbamos el uno en el otro.

Como siempre hicimos.


©Blanca

.....

El día me trae tu nombre,
tu alma
y en el me abrazo
porque solo hay eso.


Mis palabras no se oyen;
siempre arraigadas
a los nudos de mi cuerpo
y no se desatan,
solo…. me delatan,
cuando la noche
enmudece mi almohada
y los mares de mis ojos,
bañan la arena de la distancia.


©Blanca