sábado, 19 de octubre de 2019

EN LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER

EN LA LUCHA CONTRA EL CÁNCER

Despertar
y sentir el mismo lodo
en las entrañas.
Arañas de patas largas
tejiendo su nido,
donde habita la angustia
y se recrea la muerte.

A veces la luz de los ojos,
mira esa línea que junta el mar
y el cielo
y ora canciones de espuma blanca
y se viste de vida.

Tal vez…
cuando el mar
se ponga bravo,
interceda.


© Blanca Vicario

viernes, 11 de octubre de 2019

INTENTO DE VUELO

INTENTO DE VUELO

Cuando estiro los brazos
me pierdo en el tiempo.

Siempre espero.
Dicen que existe la magia,
pero todavía no me crecieron
las alas;
aun así,
sigo esperando,
mientras canto
aquella canción
con los ojos cerrados.


© Blanca Vicario


Dónde se posarán las alas
que regurgitó el silencio.
Dónde se posarán los besos
que no te di.
Esta edad de ojos tristes,
de memoria equivocada,
de ciertas desventuras;
es cruel.
La lealtad del espejo
tiene mucho que decir.
Quizás,
tenga que entrar en él
y arrancarle ciertos poemas
que se guardó.



lunes, 7 de octubre de 2019

SIEMPRE

Serán los versos de amor inacabados;
que surgieron en las manos
y una luz difusa.

Y arrancaron
la memoria de otros meses,
venidos por el pensamiento.

Vivirán eternamente
en el vientre de septiembre
y harán callar al viento
cuando enfurecido
busque las hojas perdidas.

Ella.. mientras,
se aferra al sentido vertical
que la sostiene.

Ciprés de otoño.

© Blanca Vicario
En la desmedida de la incertidumbre vagan dos nombres,
uno navega por mares, el otro es faro que alberga destinos.

© Blanca Vicario

viernes, 10 de marzo de 2017

( ..... )

Después de tu voz
llega el eco.
He caminado hasta el infinito,
donde se junta
la tierra y el cielo,
donde tus verbos
aún hablan.
He tocado la calma,
la paz y el sosiego
de un bosque quieto
y pulvericé en mil pedazos
mi corazón,
enterrándome en el aleteo
de un mirlo.
Pero aún,
sigo sosteniendo el pensamiento
y de vez en cuando
se rasga la memoria.


domingo, 5 de marzo de 2017

Estaciones

Te esperé en febrero
y tan sólo vino la lluvia.

La desazón me tiembla
y tirito,
siempre tirito,
cuando intuyo
que marzo,
también me traerá sólo lluvia.

Tal vez algún rato,
cuando me sostenga
ese ímpetu de verte,
se asome algún pájaro
y me deje todos los sonidos que tiene abril.

© Blanca Vicario