sábado, 14 de diciembre de 2013

(.....)

Desde que el eje de tu cuerpo
dejó de sostenerte.
Yo muero y resucito.

Muero con el alba,
de cuclillas.

Resucito con la noche,
cuando el agua de las cuencas
de mis ojos,
se acerca hasta las rodillas.

Entonces…
Me sé;
Que hay que apretar los puños fuerte.
Para seguir soñándote.
Para que no te escapes.


© Blanca

3 comentarios:

  1. <3 <3 <3 deberia ser pecado el olvido del viaje literario que te trasmporta tu mente en él.

    ResponderEliminar